¿Qué pasa después de un aborto?

La reacción emocional más común es el alivio. También son comunes los sentimientos frecuentes tristeza, de culpa o pérdida; pero en la mayoría de los casos las mujeres pueden dominar los sentimientos negativos que las afectan.

Es normal sentir emociones después del aborto. A pesar de que se puede experimentar sentimientos de dolor profundo, esas emociones generalmente desaparecen luego de unos días. Pero en países donde el tabú y el estigma social es poderoso, es más común que las mujeres sientan culpa o vergüenza.

¿Qué siente una mujer después de un aborto?

Cada ser humano es diferente y las reacciones siempre serán únicas en cuanto a sus sentimientos después del aborto. La mayoría de las mujeres dicen sentir alivio de haber tomado la mejor decisión bajo esas circunstancias.

Para algunas mujeres, el aborto puede producir reacciones como tristeza, culpa, furia, vergüenza y arrepentimiento, otras se sienten mal porque no sienten culpa de haber abortado y piensan que en realidad deben sentirse culpable.

“Cerca de 42 millones de mujeres en todo el mundo abortan cada año”

¿Qué es el Síndrome de Post-aborto?

Según un estudio científico, la mayor parte de las mujeres que han tenido un aborto sufren poco o ningún daño psicológico. Sin embargo, muchas personas se oponen al aborto y afirman que las mujeres que han tenido un aborto sufrirán de un tipo de trastorno provocado por el estrés post-traumático llamado “síndrome de post-aborto”

Estudios demuestran que a pesar de que se producen alteraciones psicológicas luego del aborto, éstas son poco comunes y en general leves y fugaces.

La mayoría de los expertos psiquiátricos dudan que exista el “síndrome de post- aborto” y señalan que el aborto no es más que otra estresante experiencia de vida que puede causar traumas en algunas personas.

¿Cuál es la solución?

Dale un “cierre” a tu experiencia de aborto con las siguientes sugerencias que podrán ayudarte a superar esta etapa difícil de tu vida.

  • Reacuérdate porque decidiste abortar. Acuérdate que tomaste la mejor decisión bajo esas circunstancias.
  • Permitirte expresar tu tristeza y dolor ayudará a que estos disminuyan.
  • Háblate a ti misma en forma positiva. No seas dura contigo misma.
  • Hazte la siguiente pregunta: si algún día esperas planear un embarazo, ¿Qué diferencia habría con la situación que acabas de vivir?
  • Piensa en cosas que puedes hacer que te ayudarán a sentirte bien.