Lo que debes saber sobre la píldora del día después

Muchos son los mitos y verdades que se generan alrededor del consumo de la pastilla del día después, sin embargo, nunca está de más aprender un poco.

Relaciones sexuales sin protección, fallas en el método anticonceptivo, retraso en la aplicación de la inyección, expulsión del Dispositivo Intrauterino (DIU),  son apenas algunos de los factores que llevan a muchas mujeres a utilizar la píldora del día después. La finalidad de esta pastilla debe ser solamente de respaldo en situaciones de emergencia y en ningún caso debe usarse como método anticonceptivo primario, pues solo actúa sobre la ovulación, evitándola o retrasándola.

Por tal razón, es importante que siempre tengas en cuenta algunos puntos como los que te vamos a mencionar a continuación:

No es un método de planificación

No es un método de planificación sino un método de emergencia que debe usarse, precisamente solo en esos casos y no continuamente. Está indicada para disminuir el riesgo de embarazo cuando ha habido una relación sexual con penetración y se ha producido un fallo en el anticonceptivo habitual.

Efectividad

Entre más pronto se tome la pastilla más efectiva será la inhibición de la ovulación.Se debe tomar una pastilla máximo dentro de las 72 horas posteriores al encuentro pues una vez cumplido este tiempo, no funciona y por lo tanto, no evitará un embarazo.

NO es abortiva

La píldora del día después no puede considerarse abortiva. La píldora del día después tiene un mecanismo de acción diferente, pues actúa antes de la implantación, cuando aún no hay embarazo. De hecho, si la mujer que toma pastillas del día después ya estaba embarazada, la gestación continuará.

Después de la relación sexual, no antes

No debe tomarse antes de la relación sexual, pues en esos casos no evitará un embarazo. Es muy importante saber que este fármaco únicamente hace efecto cuando se administra después de la relación sexual con penetración.

No es 100% segura

La eficacia de la píldora del día después no es del 100% segura. Todo depende del tiempo transcurrido entre la relación sexual y la ingesta de la pastilla. Entre más pronto se tome, disminuye el riesgo de un embarazo. El límite está en 72 horas, pero es más efectiva tomada inmediatamente después de la relación sexual sin protección (95% a las 24 horas; 85% a las 48 y 58% a las 72).

Efectos secundarios

La píldora puede provocar efectos secundarios como náuseas, vómito, dolores de cabeza, diarrea y fatiga. Estos suelen desaparecer dentro de las 48 horas siguientes.

  • Hay desajustes en la regla tras tomar la píldora del día después. La píldora del día después puede ocasionar desarreglos en la menstruación, en forma de manchados hasta la siguiente regla. Son pasajeros.
  • Un estudio realizado por el Hospital Clínico de Santiago de Compostela advierte que las mujeres que usan la pastilla del día después más de una vez al mes, tienen un mayor riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares debido a las altas dosis de progesterona que contiene.