Embarazos no deseados, factores a considerar

En Colombia, anualmente nacen 250 mil niños producto de embarazos no deseados, y pese a los esfuerzos de las entidades encargadas (gubernamentales), estas cifras parecen no disminuir.

____

Los embarazos no deseados son más frecuentes en menores de edad, esto no significa que las mujeres mayores no corran el mismo riesgo, sin embargo, los casos que se presentan en adolescentes, están más relacionados a la desinformación y desconocimiento del uso de los métodos anticonceptivos. En cualquiera de los casos, afrontar un embarazo no planeado es complejo, conlleva a una serie de emociones, en especial, no saber qué sentir o cómo actuar ante la situación.

No estar en las condiciones ideales para traer al mundo a un bebé es la principal preocupación ante un embarazo no planificado. Sin embargo, ten en cuenta los siguientes factores que son vitales para reconocer si estás preparada para la mayor aventura de tu vida: ser madre.

Estabilidad emocional

Muchas mujeres entran en crisis cuando quedan embarazadas y no tienen una pareja estable, o en algunos casos su pareja decide abandonarlas. Esto implica sacar adelante un hijo sola, proceso que no es imposible, pero que sí implica un esfuerzo mayor. Lo ideal siempre será contar con el apoyo de un compañero sentimental, la familia y los amigos, esto podría brindar una mayor estabilidad emocional.

Estabilidad económica

Un hijo implica un sinfín de gastos que son necesarios considerar, no solo en la etapa temprana sino para el resto de la vida. Inicialmente, es imprescindible comprarle todos los artículos para su cuidado (pañales, leche en polvo, cremas, ropa) y a medida que va creciendo, los costos del jardín y el colegio, incrementarán. Así que es preciso revisar muy bien las finanzas para que puedas solventar y garantizar los derechos básicos del menor.

Problemas de salud

Diversas condiciones físicas impiden a algunas mujeres el desarrollo normal de su embarazo, además, en condiciones extremas expone su vida a un riesgo inminente. Las enfermedades que podrían generar algún tipo de complicación son: epilepsia, endometriosis, diabetes, entre otras menos o más agresivas.

Pensar en el futuro

Aunque ser madre no es un impedimento para hacer tus sueños realidad, si podría requerir de más tiempo y sin duda alguna, mucho más esfuerzo. El camino puede ser más largo porque ya no estás pensando solo en ti sino en tu hijo, quien requiere tiempo, atención y mucho amor. Así que es vital que pienses en tus proyectos a futuro y en la forma cómo quieres evolucionar personal y profesionalmente.

Recuerda que un embarazo no deseado no es el fin de tu vida, lo más importante es que sepas canalizar todas esas emociones para tomar la mejor decisión, la que te haga realmente feliz y te permita seguir adelante con tu vida.