Conoce las principales causas del aborto espontáneo

Entre el 10 % y el 20 % de las mujeres en embarazo suelen tener abortos espontáneos. Conocer cuáles son las causas puede disminuir los riesgos en la salud de las madres.

Los abortos espontáneos o naturales pueden ser consecuencia de problemas físicos, sin embargo, en algunas ocasiones pueden ser evitados y en este punto es fundamental que conozcas cuáles son las causas más frecuentes que producen una pérdida.

Alcoholismo y drogadicción

Cuando una mujer en embarazo bebe alcohol en exceso, pone en riesgo la salud de su hijo, pues el alcohol viaja por vía sanguínea y llega hasta los órganos, los tejidos y la sangre del bebé. Como el feto no tiene la misma capacidad que un adulto para procesar esa sustancia, el líquido permanecerá por mucho más tiempo en su organismo y puede presentarse el aborto natural.

El excesivo consumo de sustancias psicoactivas durante el embarazo, podría ocasionar al bebé una variedad de discapacidades físicas, intelectuales y de comportamiento, y la más grave consecuencia, el aborto espontáneo.

Exposición a toxinas ambientales

Según la Organización Mundial de la Salud, las mujeres embarazadas deben evitar la exposición a químicos, la radiación ultravioleta y los ecosistemas degradados; por ello la mejor opción es comprar alimentos orgánicos, cultivados sin el uso de fertilizantes, pesticidas o cualquier otro elemento químico que pueda afectar a la gestante y aumentar el riesgo de aborto.

Infecciones

Durante el embarazo es muy común que la mujer presente infecciones, sin embargo, la mayoría de las infecciones comunes como las de la piel y el sistema respiratorio, no representan un peligro significativo. Pero no quiere decir que no haya ningún riesgo, pues existen otro tipo de infecciones que pueden transmitirse al feto y producir un aborto espontáneo o un parto prematuro. Las más agresivas son las de transmisión sexual, la varicela, la toxoplasmosis y las infecciones bacterianas de la vagina.

Enfermedades de la madre

Las afectaciones de salud de la madre pueden influir en los abortos espontáneos. Si la madre padece de enfermedades crónicas como la diabetes, tiroides o problemas asociados con el sistema inmunitario, puede aumentar el riesgo. Esto no quiere decir que las mujeres que sufran dichas afectaciones no puedan ser madres, solo que sus controles y cuidados deben ser más minuciosos que los de una madre sana.

Por último, recuerda que el riesgo de aborto espontáneo aumenta en mujeres que superen los 40 años. Según el portal Serpadres.com, las investigaciones calculan que el riesgo de perder a su bebé es de 12 % a 15 % en las mamás de entre 20 y 30 años; y el riesgo aumenta en un 25% cuando las mamás superan los 40 años.